Solicite presupuesto

La construcción de una pista hípica depende de diversos factores, como pueden ser la climatología, la orografía del terreno y la disciplina a la que vaya a estar destinada.

No es fácil construir una pista hípica para que se adapte a todas estas circunstancias, a las que además hay que sumar la necesidad de que el resultado final no sea una pista demasiado blanda o muy dura, que provocaría lesiones a los caballos. Es necesario además que tenga un buen drenaje, especialmente importante en pistas exteriores, ya que una gran acumulación de agua perjudicaría también a los animales.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en la construcción de una pista para equitación es el sistema de riego. Tan perjudicial para la pista es que tenga más humedad de la realmente necesaria como el que se encuentre seca, ya que además de hacer que su deterioro sea mayor, puede acarrear lesiones a los caballos. Lo más habitual es que el riego de la pista se realice mediante un sistema de aspersores.

Contamos con una gran experiencia tanto en el diseño como en la construcción de todo tipo de pistas, gracias a la cual podemos aconsejarle sobre cómo llevar a cabo su proyecto para obtener el mejor resultado posible, tanto si somos nosotros los encargados de su ejecución como si prefiere llevarlo a cabo usted mismo y sólo desea que le proporcionemos los materiales necesarios.

En nuestro objetivo por aportar la solución que mejor se adecúe a las necesidades de nuestros clientes intentamos estar siempre al día en lo que respecta a materiales y técnicas de construcción, además de proporcionar una formación continua a nuestros trabajadores que garantice que el resultado final dejará a nuestros clientes totalmente satisfechos.

Estamos especializados en la construcción de diversos tipos de pistas ecuestres:

En cuanto al uso de materiales utilizados para conformar la superficie de la pista diferenciamos entre dos grandes grupos:

GUARDABOTAS DE MADERA

Por tradición, seguridad y estética las pistas cubiertas deben contar con un guardabotas para proteger tanto al jinete como a su montura ante golpes y caídas.

Ofrecen una estética más tradicional, mejorando, además de la seguridad de la pista, la apariencia de ésta.

Fabricados en madera contrachapada, para una mejor resistencia a los golpes, se sitúan normalmente a una altura de 1,40m, aunque esta altura puede variar, dependiendo del uso de la pista, como puede ser el caso de ponys.

El guardabotas de madera requiere de una serie de cuidados, como la protección contra la humedad, ya que su instalación en la pista hace que esté muy próximo a la humedad del suelo y además puede verse afectado por el agua del sistema de riego. Para evitar que la madera se deforme por la acción de la humedad es necesario tratarla adecuadamente.

guardabotas grupo el molinoguardabotas grupo el molino guardabotas grupo el molinoguardabotas grupo el molinoguardabotas grupo el molinoguardabotas grupo el molino